Author: Verónica
•13:17

Enlaces a esta entrada
Author: Verónica
•13:12

Enlaces a esta entrada
Author: Verónica
•13:07






La foto del lado derecho, resultó muy impotante para una servidora; ya que se trata de una persona muy cercana a mi familia actual, se trata de Don Luciano Amaya, abuelo de mi tío político Don Oscar P. Amaya, por vía materna. El parecido entre generaciones ha resultado sorprendente, me faltan un par de fotos que he de poner para terminar el post.


Enlaces a esta entrada
Author: Verónica
•12:57



Enlaces a esta entrada
Author: Verónica
•12:43
Esta foto de la fachada de la iglesia de San Pedro de Verona Mártir, data de 1974.
En la época de la conquista los frailes dominicos edifican en el siglo XVII la capilla de San Pedro de Verona Mártir, del cual toma su nombre el pueblo celebrando así cada 29 de abril la fiesta para honrar su santo patrón con danzas tradicionales como: santiagos, pastores, arrieros y comparsas de chinelos.
En 18756 llega la iglesia Episcopal Mexicana y años después la iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días.
Como logros de la Revolución, los pobladores obtienen tierras para el pueblo como: los ejidos de Cuernavaca, estas tierras fueron utilizadas para el cultivo de maíz, frijol, rosales, etcétera. A raíz de las expropiacione, estas sufrieron un cambio y fueron destinadas para obras de beneficio social y particular (escuelas, hospitales, heroico Colegio Militar, y Club de Golf México).
Enlaces a esta entrada
Author: Verónica
•7:18
Niña: Avelina Osnaya (1954)

La tradición de celebrar el jueves de Corpus, incluye vestir a los niños pequeños en trajes llamados de "inditos", manta, algodón y listones de colores para las niñas. Con huacales de fruta a sus espaldas, y adornos variados en su vestuario. Los niños visten de manta y paliacate, sombrero, recordando un poco a la vieja vestimenta del arriero de principios de siglo.

Pero veamos como nace esta tradición.



Enlaces a esta entrada
Author: Verónica
•13:18




Una de las principales calles de San Pedro Mártir, es sin duda la Calle Diligencias. Es una calle empedrada y data de tiempos de Hernán Cortés. La podemos recorrer a pie entrando por la Carretera Federal a Cuernavaca, está exactamente a una cuadra a la izquierda. Ahora es una zona habitacional importante ya que en ella se erigen tanto edificios departamentales como conjuntos residenciales y casas habitación. Es una calle muy especial, ya que en ella transitó algún día la Diligencia que transportaba seguramente al conquistador Hernán Cortés y sus divisiones, cuando viajaban de su casa en Coyoacán hasta Cuernavaca, hacia los años 1521-1523 ó más. Hay que recordar que después de la caída de México Tenochtitlan, edificó su primer casa-palacio en Coyoacán, y de ahí se trasladó a Cuernavaca.
Sé por memoria de mis antepasados que esta calle contaba con bebederos para los caballos, e incluso había una especie de mesón para los viajeros. No me puedo imaginar, en lo que hoy es un viaje de apróximadamente una hora, lo que sería, supongo un viaje de casi un día.
Ahora es díficil imaginar que algún día esta calle estuvo llena de árboles de pirul, peras y zapotes; y que un día el clap, clap de los caballos rompía el silencio de las madrugadas.
Pero a veces lo intento, basta cerrar los ojos y me veo a mi misma, en una casa de adobe mirando pasar a los viajeros rumbo a Cuernavaca.
Esta calle comienza desde el norte del Pueblo de Chimalcoyotl (1) y llega hasta San Andrés Totoltepec (2), pueblo vecino al Sur.
Tengo una leyenda, que acontece en lo que hoy se alza la Automotriz Nissan (calle Diligencias, esquina Azucena Veáse foto). Cuentan que en aquellos tiempos donde la luz aún no llegaba al poblado, las personas solían dormir muy temprano, apenas caía la noche. Raro era aquel, que paseaba por las calles. Como en todos los lugares, los señores siempre tienen un lugar dónde divertirse, y tomarse unas tragos. Pues bien, dicen que una noche uno de estos singulares "borrachitos", caminaba por la calle empedreda, cuando distinguió una figura de mujer, de bellas formas y larga cabellera. El hombre apresuró el paso para darle alcance y quizás comenzar una charla. Pero, entre más se acercaba la mujer parecía correr, sin dejar de moverse provocadoramente. Sí , es la leyenda de "La choca" ó "La cara de Mula", como acá le dicen. El hombre la alcanza y toca levemente su hombro semidesnudo, en un movimiento la mujer vuelve la cara hacia él y su cara de mula lo deja al borde del desmayo. Así, al día siguiente tuvo que confesar a su mujer su osadía y atrevimiento de querer acercarse a una mujer a altas horas de la noche. Pero no fue el único, en la memoria oral quedaron muchos tantos relatos como este. Y como toda buena leyenda, nos deja la curiosidad de saber más, y de dónde viene. Recuerdo que cuando eramos niños, nos asustabamos; ya de adolescentes este relato nos causaba risa, ya que comentabamos que esto no era posible. Lo fuera ó no, las leyendas deben permanecer escritas para siempre, y de ellas aprender que, la imaginación es infinita.
Bueno, perdón.... ya me desvié de mi intención de narrar acontecimientos de esta hermosa e histórica calle llamada "Diligencias"; y espero nunca le cambien el nombre.

Al final de la Calle Diligencias, me encontré con esta sorpresa. Sembradíos de Maíz junto a la planta electrica.



(1) Chimalcoyotl: "en el escudo del coyote"
(2) Totoltepec: "Cerro de guajolotes"
Enlaces a esta entrada
Author: Verónica
•7:37
Enlaces a esta entrada
Author: Verónica
•7:31
Enlaces a esta entrada